Antonio Caamaño

CMI. Cuadro de Mando Integral

Comenzar por el principio.

Sábado, 6 de junio de 2009
ESTRATEGIA
Cuadro de mando integral

Si su empresa aun no ha desarrollado y puesto en marcha un Cuadro de Mando Integral “CMI”, debe saber que es muy difícil gestionar lo que no se puede medir y este es un principio troncal del cuadro de mando.

Conocer cómo la empresa debe innovar para alcanzar los objetivos deseados, optimizar los procesos necesarios para ser excelentes, ofrecer eficazmente a los clientes lo que realmente demandan y balancear todo ello para lograr los objetivos financieros deseados, son cuestiones básicas que deben tener respuesta.

Pero antes de dar respuestas se necesita realizar las preguntas y es aquí donde comienza todo; creando un procedimiento que le permita formular una estrategia, planificarla financieramente, comunicarla y coordinarla para posteriormente identificar y tomar las iniciativas estratégicas y después medir la consecución de objetivos de la misma, proponiendo medidas correctoras que permitan conseguir los objetivos deseados.

Son muchas las PYMES que no disponen de los recursos humanos necesarios para elaborar y ejecutar un CMI; en otras ocasiones la gestión operativa interna, puede provocar rupturas y desgastes en alguna de las fases del proceso, que se salvan con la figura del Interim Management.

Situando la estrategia en el centro de la organización, los servicios externos de IM cobran relevancia por dar solución a necesidades temporales sin más compromiso que la contratación temporal de ejecutivos altamente cualificados y experimentados, diseñando, implementando y formando, al equipo que posteriormente tendrá que realizar el seguimiento del CMI. Sin duda, un acierto estratégico.

Deje un comentario