Antonio Caamaño

El mueble de lujo español se abre camino en Berlín

La firma internacional de muebles y decoración BECARA, ha decorado un antiguo palacio berlinés del Siglo XV

viernes, 3 de julio de 2009

Las exportaciones españolas de muebles, al cierre de 2008, han contabilizado 1.581,5 millones de euros, con Cataluña a la cabeza por delante de la Comunidad Valenciana y de Madrid. Además, según los datos ofrecidos por el último informe de la Asociación Nacional de Industriales y Exportadores de Muebles de España, ANIEME, los destinos de venta se han diversificado, y mercados emergentes como Rusia o Polonia han incrementado la adquisición del mueble español, con subidas del 11,2% y del 33,4%, respectivamente. Pero hay que puntualizar también que estas cifras registran un ligero descenso de un 7,2% respecto a los resultados obtenidos durante el ejercicio anterior y que mercados maduros, y tradicionalmente compradores de mueble español como Francia o Portugal, han reducido sus importaciones.

Sin embargo, parece que a Becara, y a Begoña Zunzunegui, alma de esta empresa, esto apenas les ha afectado ya que acaba de abrir tienda en la terminal T4 del aeropuerto de Barajas de Madrid y ha decorado un antiguo palacio barroco del siglo XV, el Schlosshotel, en Berlín.

Hablar de Becara es hablar de Begoña Zunzunegui, una mujer que, en contra de estereotipos y prejuicios, ha sabido encontrar su nicho de mercado y crear una empresa que empezó en un pequeño local, con un préstamo de 50.000 de las antiguas pesetas a devolver en 48 horas y que, actualmente, está presente en 39 países.

Becara empieza cuando Begoña recién casada viaja a Estados Unidos con 19 años, vuelve con 21 y la empresa de su marido se declara en bancarrota. Ella, entonces, se encuentra al mando de la situación económica de su familia y empieza a buscar cuál es el sector en el que mejor puede moverse. Tras realizar un estudio de mercado sobre las tiendas de regalos en Madrid a Zunzunegui sólo se le viene una idea a la cabeza: en todas hay lo mismo. Así que Begoña se dispone a buscar con qué diferenciarse y encontrar un hueco en el mercado.

Si todo lo que se compra en Europa está fabricado en China, lo mejor que puede hacerse es ir a por la materia prima, importarla y exportar de nuevo los productos ya manufacturados a Europa. Y esto es lo que hizo esa joven emprendedora.

Fundada en 1964, y con 45 años a sus espaldas, Becara se ha convertido, a día de hoy, en una de las primeras empresas europeas especializadas en el diseño, la fabricación y distribución de muebles, textiles para el hogar y artículos de decoración y regalo.

Medalla de Oro del Mérito al Trabajo, su propietaria fue la primera mujer que visitó China con una delegación comercial tras la apertura maoísta y la revolución cultural. Luego le siguieron India, Filipinas, Indonesia y Vietnam.

Actualmente tiene 200 empleados en España, más de 700 puntos de venta repartidos por toda la geografía española, da trabajo a más de 2.000 personas en Oriente y exporta el 55% de su producción. Tiene siete tiendas Becara en propiedad, seis espacios propios, una fábrica, doce subcontratadas, una oficina en España, tres en el extranjero y una cartera de clientes profesionales que asciende a 10.000. Está sabiendo capear el descenso de ventas del sector.

La década de los 90 supuso el despegue internacional de Becara asistiendo a diferentes ferias del sector y exportando la mitad de su producción. En el año 2000 abre tienda propia en Madrid, un espacio de 2.000 metros cuadrados, y en 2002 establece su centro de operaciones en una nave industrial de Pinto, que se quemó con todo el material dentro. En dos años, Begoña había levantado de nuevo todo lo que quedó calcinado por el fuego.

La expansión internacional durante los últimos años no ha parado de crecer abriendo oficinas de representación en Delhi, Pekín y Yakarta, además de inaugurar seis tiendas en Europa. A esto hay que sumarle su presencia en lugares tan dispares como Islandia, Brasil, Jordania, Austria, Kuwait o Bélgica, entre muchos otros repartidos por cuatro continentes.

El cliente particular de esta marca pertenece al segmento más alto del mercado pero el destino de sus ventas no sólo son particulares, sino que Becara ha diversificado su cartera y dentro de su servicio Contract, esta empresa ofrece sus servicios de decoración a empresas de hostelería, restauración y regalos de empresa.

Y en este ámbito se ha movido el último proyecto internacional de Becara, en un antiguo Palacio barroco del siglo XV en el que se combinan los trazados arquitectónicos propios de la época con líneas contemporáneas en el que conviven los techos altos y suelos de madera noble con el estilo fresco y actual de Becara.

Desde el Instituto Español de Comercio (ICEX) se han impulsado varias acciones para apoyar al sector en la feria Hábitat de Valencia, que se celebrará en septiembre, y la organización de la participación española a través de un Pabellón Oficial en la decimoquinta edición de la muestra 100% Design en Reino Unido

Además, desde ANIEME, su presidente Juan Carlos Muñoz ha destacado la importancia de la exportación como una de las vías fundamentales para el sostenimiento de las empresas españolas y freno ante la caída. Además, ha declarado que “crecer un 63,7% en países como Arabia Saudí y un 74,7% en Rumania significa que el mueble español es muy competitivo y que las empresas españolas han sabido acomodar su oferta a los distintos mercados en los que tiene cabida”.

Deje un comentario