Armando Liussi

La Singularidad frente al proceso de internacionalización

Con o sin crisis, el mercado se dirige a tener a conexiones a los mercados internacionales, mas allá de la estructura.

jueves, 2 de julio de 2009
3,2,1 .. Singularity

Si debiese resaltar la faceta más utilitaria de las sesiones del HIT Barcelona, debiera decir que ésta fue la aplicación práctica de la innovación en la gestión, rompiendo estructuras de pensamiento, haciendo hincapié en la innovación expansiva, como una propuesta de visión de los mercados: hay una crisis, siempre habrá una crisis, disfruta la crisis.

Desde que Francis Fukuyama publicase El fin de la Historia (1989), la Historia no hizo otra cosa que no finalizar, reinventándose en nuevos escenarios y desde ya, emergiendo generalmente en crisis. Como las del 94/95 (Efecto Tequila/México), del 95/97 (Efecto Dragón/Sudeste asiático), del 98 (Vodka/Rusia), del 98/99 (Samba/Brasil), la del 2001/2002 (Efecto Tango/Argentina). Cuando se han vivido y enfrentados estos movimientos, se comprende que no podemos creer en una solución externa a la crisis: la historia internacional nos muestra con grandes ejemplos, a corporaciones nacidas y fortalecidas durantes estos mismos momentos de cambio (recomiendo volver a leer el artículo de David Soler, Breve receta de cómo afrontar la crisis)

De allí, el hecho de que una ponencia desde la innovación estuviese dirigida a asumir la crisis, desde la Singularidad, haya resultado de gran utilidad, además de motivadora.

Singularidad -como concepto- surge de la astrofísica de los agujeros negro. Así se refiere a la idea de que la aceleración de la tecnología dará lugar a la máquina de inteligencia sobrehumana, que pronto superará la inteligencia humana (2029/2030).

Raymond Kurtweil en el HIT

Raymond Kurtweil en el HIT

Este fue el comienzo de la ponencia de Ray Kurzweil sobre Singularidad. A priori, estábamos tratando un campo distinto al de la gestión, al de la internacionalización, al de la estrategia. Sin embargo, al presentar sus estudios sobre este campo, incidiendo en la curva de la innovación en la historia, esta curva exponencial resulta estable y resaltando en ella, los cambios de paradigma en los procesos decisorios y en las implicaciones socioeconómicas. Entre muchos otros perfiles, se le reconoce a Raymond Kurzweil como uno de los pensadores más lúcidos sobre el impacto de la tecnología en el futuro de sociedades y mercados, entre otras características, porque sus predicciones tecnológicas casi siempre son acertadas.

Entre los puntos más fuertes resaltaban:

  • No pensemos en las oportunidades y crisis actuales. Si no aprovechamos la ventana de ventajas en posibles escenarios futuros, no reaccionaremos a los problemas de esos escenarios a tiempo.
  • Considerar nuevos mercados, pequeños mercados, es hoy más que necesario: innovar en mercados en un mundo cambiante no supone ya un diferencial sino un must, y de no asumirlo e implementarlo, llegaremos tarde al proceso que resultará en una verdadera aldea global. Y la Aceleración continuará.
  • La Aceleración es pensar hoy en Kazajstán, en Perú, en Estonia y actuar en dos años en Asia Central, en Latinoamérica, en Europa del Este. Fue hace años pensar en China y estar hoy visualizando los mercados de Asia.
  • Colateralmente, la desaparición del ordenador vendrá antes que éste supere el Test de Turing y esta desaparición significa que ya no sabremos donde hay un ordenador y donde no, porque la conexión podrá ser total y continua. Estamos hablando de 2029 cuando supere el Test y ello supondrá que mucho antes -una década al menos- la aldea global será una realidad.

En resumen, debemos admitir el cambio como un continuo. Porque lo único que permanece estable es la velocidad de aceleración, y lo único seguro, es que después de esta crisis (que pasará, como todas), vendrá otra.

Nos resta prepararnos para el cambio, pensar en global, en multiculturalidad. Pensar y vivir en el cambio constante, lo que implica comenzar a romper y cambiar paradigmas, mirando al mundo como esa próxima, cercana, aldea global.

A este artículo le antecede Queremos ser innovadores ... pero no queremos ser los primeros formando parte de tres articulos vinculados al HIT Barcelona

2 comentarios para “La Singularidad frente al proceso de internacionalización”

  1. Con o sin crisis…
    No le vamos a quitar la razón a Kurzweil, pero no cabe duda que estrategia y tácticas en épocas de crisis o expansión son diferentes.

    Tal vez podríamos diferenciar las estrategias de internacionalización en función de la situación económica como defensivas y ofensivas, dado que parece obvio que la retracción, abandonar mercados, no es solución en un mundo global.

    Respecto a las tácticas, quizá también tendremos que diferenciarlas con un símil bélico, porque en estos momentos, lejos de planificar una gran acción coordinada y global, los movimientos se producen impulsados por la necesidad, con menos recursos, y en busca del resultado inmediato salvaguardando la capacidad principal y reduciendo los daños.

    Un saludo.

    • Buen enfoque.

      En ese misma similitud bélica podríamos parafrasear a Bierce (“la paz es ese breve período entre dos guerras”) con algo como que “la estabilidad es ese cómodo escenario entre dos crisis”.

      Creo que el gran aporte de Kurzweil viene dado en aceptar la inestabilidad como algo continuamente presente y por tanto, no debe tomarse el camino de la espera, de la detención en tanto las ventasnas de ventajas, empiezan a dibujar en las crisis previas. Evitar “esperar que pase la crisis” para estudiar nuevos caminos. Caminos que pueden llevar -sin ir mas lejos- a aceptar el Interim Management como una de las mas adecuadas fórmulas de gestión.

      Sobre todo, en estos tiempos -y como dices- donde puede aplicarse tanto en estrategias defensivas tanto como ofensivas.

      Saludos.

Deje un comentario