Ignacio Prieto

Los retos de la próxima 1ª potencia mundial

¿Disponer de una fuerza laboral competitiva, recursos financieros suficientes y adiestramiento tecnológico avanzado son elementos suficientes para llevar a China a la cúspide de la economía mundial?

Lunes, 14 de febrero de 2011

Resumen ejecutivo
El modo de ver la vida de los chinos es muy diferente al de la cultura occidental. En China es el grupo, no el individuo, el responsable del éxito o del fracaso. La armonía en todas las estructuras y actuaciones es la base de las relaciones.

PC Chino Su socialismo capitalista solo se puede gobernar mediante un estado muy fuerte que cree en el tamaño y promueve la creación de grandes conglomerados industriales que se desarrollan a gran velocidad ligados de muchas formas al gobierno y que deben proyectar sus efectos beneficiosos en el pueblo. Los ciudadanos chinos saben que su gobierno está vigilante y ejerce su dominio por mucho que se trate de corporaciones privadas.

China ha escalado puestos en el ranking de competitividad mundial donde ya se sitúa en el puesto 18 de la tabla por delante de Francia, Inglaterra, Italia y España. El país innova gracias, entre otras razones, a la presión que ejerce sobre las empresas extranjeras para que cedan know-how si quieren entrar en su mercado.

Pero sin ideas, no hay innovación. Y para que la innovación sea continua, también la generación de ideas tiene que serlo.

Estas ideas se generan en espacios abiertos, sin fronteras, donde la comunicación fluye libremente. Lugares donde no se ponen límites ni barreras a soñar, transgresores, no convencionales, en ocasiones insolentes, donde el conocimiento se construye y comparte en base a conversaciones multidireccionales. Por definición, este networking no admite limitaciones y ello contradice la tradicional arquitectura jerárquica empresarial china.

La dimensión ya no es tan importante, por lo menos en los sectores más dinámicos. Asistimos a un cambio de paradigma, de las economías de escala a las economías de velocidad como afirmaba Alvin Tofler.

Un proceso de enorme potencial asumido con dificultades por los dirigentes empresariales de los países desarrollados – más habituados y proclives a su aceptación – y donde China se encuentra hoy en las antípodas.

China ha alcanzado una posición que hace solo una década no podía ni siquiera soñar, pero hay una serie de asignaturas pendientes que debe aprobar para lograr la posición que, probablemente, le corresponderá en un futuro cada vez más próximo.

Puede descargarse el documento completo en formato pdf en el siguiente enlace.
Los retos de la proxima potencia mundial

Un comentario para “Los retos de la próxima 1ª potencia mundial”

  1. Manu dice:

    Al final,Ignacio,son humanos…y desde Atapuerca a nuestros días los condicionantes evolutivos como grupo y como individuo mantienen patrones muy inquietantes.
    Excelente post.

Deje un comentario