Ignacio Prieto

MARKETING VIRAL Y ENTERPRISE 2.0 (I)

Muchas empresas necesitan generar visibilidad en el Mercado tanto para ellas mismas como para sus productos. Pero conseguir notoriedad puede ser especialmente gravoso, sobre todo en estos tiempos de restricción presupuestaria. Las nuevas tecnologías proporcionan acceso a canales alternativos de difusión y promoción a costes mucho más asequibles y adaptables a cualquier empresa, independientemente de su tamaño, por su capacidad de acotar el target con mucha precisión. Pero no hay que engañarse. De nada sirven estas herramientas si no hay detrás una estrategia bien definida, orientada al cliente, con un alto grado de transparencia y honesta en su planteamiento. Vamos a intentar que nuestros clientes se sientan parte de nuestra organización. No podemos defraudarles.

Jueves, 29 de octubre de 2009

La mayoría de las empresas tiene dificultades para realizar acciones publicitarias debido al alto coste que conllevan.

Cuando su actuación se realiza en el mercado nacional, la segmentación geográfica abarata mucho este coste. Pero cuando la empresa decide ampliar su radio de acción, el coste se eleva y constituye una autentica barrera de entrada.

Esto es especialmente cierto en mercados exteriores donde la necesidad de contratar una agencia de medios con implantación internacional, encarece significativamente el coste de las acciones.

Por otro lado, las audiencias están cada vez más segmentadas y saturadas, son cada vez más escépticas y exigen veracidad en la información.

Las nuevas tecnologías han abierto nuevos caminos y se están posicionando fuertemente como herramientas de alta relación efectividad-coste.

Desde que en 1995 naciera Hotmail y su correo electrónico gratuito, el concepto de marketing viral ha ido desarrollándose como una potencial herramienta de difusión de un producto/servicio con un coste muy bajo.

Hoy es un concepto todavía nuevo en España pero ya cuenta con cierto nivel de implantación en otros países como por ejemplo EEUU donde la figura del blogger profesional remunerado, que opina sobre productos según su propio criterio y de modo totalmente independiente, es frecuente.

En general, el Marketing Viral se presenta más como una serie de acciones promocionales (videos, email piramidal, etc.) que como lo que auténticamente es: Uno de los pilares de una nueva forma de entender la empresa.

Se entiende el Marketing Viral como una herramienta táctica más, pero sus cimientos y eficacia dependen de formar parte de una estrategia duradera. La gente se puede contagiar por un virus pero el cuerpo reacciona y se hace inmune. Aquí es donde recurrimos al concepto de Enterprise 2.0.

Para empezar, es necesario una estrategia de negocio bien definida, una propuesta honesta (no se puede jugar con las redes) y un producto que debe estar acorde con las expectativas del cliente.

Toda la información debe ser transparente y verídica porque el usuario va a participar e interactuar con la organización.

Y, para que se propague, hay que identificar que es lo que motiva a los clientes, que elementos provocan el deseo de transmitir el mensaje. Y esto solo se consigue manteniendo una relación empática con el cliente – creando una “loved brand”.

En lo que respecta a la Web, esta debe permitir la interactuación mediante comentarios, reenvío de información, chats, programas de afiliación y comparativos de productos (dentro de los márgenes de la ley).

Tenemos que conseguir presencia en medios y sites online mediante el uso avanzado del Social Media. Debemos tener en cuenta que, los consumidores, no conectan en muchos casos con la Web de la empresa sino que buscan información en Google, YouTube, Answers by Yahoo o Wikipedia por citar solo algunas.

Nada impulsa más en la difusión de un producto que el haber participado en su diseño o sentirse parte de la empresa. Habilitar plataformas de co-creación, crear comunidades de discusión y feedback, etc., es la mejor manera de atraer la atención y crear esa empatia.

A veces nos dejamos llevar por las novedades de la sociedad de la información y olvidamos que los conceptos tradicionales siguen siendo validos y deben estar perfectamente definidos. Toda empresa debe definir las cuatro Ps de su Marketing Transaccional. Pero, una vez hecho esto, debemos poner en práctica el denominado Marketing Relacional.

Seguimos en un proximo post.

Deje un comentario