Antonio Caamaño

Tecnologías de la Información.

Mejora continua en la Pyme.

Lunes, 4 de mayo de 2009
Tecnología
Comercio electrónico

Mercados más exigentes, competidores con agresivas ofertas, y proveedores con mejores condiciones, son algunos de los retos a los que se enfrentan las pymes cada día.

Sin embargo, el menor tamaño de la organización ofrece la gran ventaja de la agilidad. Una pyme puede responder con mayor rapidez mejorando las condiciones en un mercado tan dinámico, cimentando esa agilidad en una correcta gestión de datos, procesos de business intelligence, con sistemas adecuadamente protegidos y procesos adaptables.

El dato, como medida de información, es la unidad de valor más pequeña de una empresa. Todas las decisiones se basan en los datos: el conocimiento del mercado, la información sobre los clientes o la trazabilidad de procesos. El comportamiento, funcionamiento y dirección de una empresa pueden mejorar sustancialmente si los datos son fiables y sus operaciones están consolidadas y basadas en una infraestructura de información adecuada y ágil.

La información es vital en los equipos de dirección internacional, que sólo pueden alcanzar su potencial si disponen de la visión informativa completa, actualizada y fiable que provendrá siempre de diversas y variadas fuentes; por ello, la infraestructura informática de la empresa debe capacitarla para extraer más valor de los datos, simplificando el acceso a la misma creando informes, compilando información desde múltiples fuentes y presentando análisis específicos y claramente comprensibles.

Las tácticas de ventas efectivas son importantes, pero el mantenimiento de una posición competitiva en condiciones económicas adversas, depende de la eficiencia de los recursos informativos y de los procesos de la organización.

Invertir en sistemas avanzados de gestión en tecnologías de la información, permite a la empresa afrontar con mayor seguridad y efectividad proyectos de reducción de costes, incrementos de productividad, mejoras del servicio al cliente, mejoras de procedimientos comerciales, etc.

Igualmente será fundamental mantener la flexibilidad en los sistemas de gestión de la información, permitiendo que puedan adaptarse cuando sea necesario.

Deje un comentario